El bombay

Fecha: 28/08/2015

El leopardo negro de la India, la pantera negra, bien podría ser considerado la encarnación de la oscuridad y el silencio, cuya mirada enigmática cautiva y atemoriza a partes iguales. Inspirado en este gran felino, el Bombay nació como sustituto de salón de tan magnífico animal; sin embargo, tras su paso, sólo deja dulzura, suavidad y el brillo de su mirada, que no es poco.

Esperemos que la superstición no haga mella en tan fabulosa raza negra y acabe conquistando todos los rincones de la Tierra.

CREACIÓN Y DESARROLLO
Según palabras de su propia fundadora, Nikki Horner, el «Bombay fue creado sin conjetura alguna». Esta exitosa criadora —afincada en Louisville, Kentucky— empezó la crianza de Burmeses, Persas,   Siameses y Armerican Shorthair, entre otras, con el afijo Shawnee, en 1943, y tuvo el impulso de  conseguir un musculoso gato de maravilloso manto negro azabache con los ojos dorado cobrizos.
El nombre le vino dado tanto por la ciudad de la India como por la pantera negra de aquellas latitudes pero debido a que para Nikki Horner tenía un sonido exótico idóneo para su raza.

El primer intento al respecto de la formación del Bombay se hizo en algún momento de la década de 1950 (1953 para unos autores y 1958 para otros), pero fue todo un fracaso debido a que los ejemplares resultantes eran, según Nikki Horner, «grandes y bastos.
Parecían pobres American Shorthair. Además, sus mantos eran muy largos y el color de ojos, nada bueno. O sea, que empecé de nuevo». Para ello esperó bastantes años, ya que reemprendió el proyecto a finales de la década de 1960 gracias a un gato macho negro procedente de Minneapolis, pero que tenía el color de ojos cobre que ella buscaba. Este ejemplar fue cruzado con una de sus mejores Burmesas. Paralelamente, cruzó uno de sus mejores machos Burmeses con una hembra American Shorthair medio hermana de «Shawnee Trademark», gato del año para la CFA en 1965.


Nikki Horner se quedó con todos los cachorros de estas camadas y los cruzó entre sí, lo que supuso el verdadero inicio del Bombay en Estados Unidos.


Desgraciadamente para ella, durante los primeros años la gente no mostraba ningún interés por esta nueva raza, incluso hubo quien le dijo que esperaría a que consiguiera que lo aceptaran para comprarle uno. Esto a la postre supuso un gran retraso en su aceptación y la necesidad de exponerlos en las clases provisionales (fuera de concurso) durante un período prolongado. Otro gran esfuerzo para la fundadora del Bombay fue encontrar hogar para el buen número de gatitos inadecuados para exposición nacidos de sus camadas, en su inmensa mayoría de color pardo propio del Burmés (sable).


La raza fue aceptada para registro en junio de 1970, así que dos años después Nikki Horner había producido más de cien cachorros en veintisiete camadas.


Ya en 1974 fue fundado el primer club del Bombay y el 1 de mayo de 1976 la CFA lo reconoció para campeonato.


Curiosamente, fue tal el esfuerzo y la inversión económica que le exigió a Nikki Horner la creación del Bombay que inmediatamente después de su reconocimiento oficial abandonó la crianza. «Conseguir el reconocimiento del Bombay casi acabó conmigo», dijo. «Fue tan cansado que perdí el interés por los gatos y me prometí a mí misma que si conseguía que esta raza fuese reconocida, me iba a tomar un descanso. Por tanto, dejé los gatos el año en que el Bombay fue aceptado».


Por supuesto, a lo largo del desarrollo y establecimiento del Bombay, no todo el mundo compartía la misma opinión. Por un lado estaban los jueces que veían en él una novedad agradable, pero otros pensaban que no había necesidad de incorporarlo al mundillo felino oficial. Por su parte, los aficionados y criadores opinaban según sus preferencias, de modo que hubo más desinterés que expectación. Fruto de esta falta de interés, eran muy pocos los ejemplares de Bombay que llegaban a las finales y muy espaciados; a su vez, hubo que esperar seis años para conseguir diez grandes campeones de la raza, que en su mayoría tenían entre 3 y 4 años de edad cuando lo consiguieron. Por si fuera poco, muchos de los mejores criadores de Burmeses de aquella época se negaban en rotundo a que sus sementales fueran utilizados en el desarrollo del Bombay, incluso algunos no vendían cachorros que posteriormente fueran utilizados en los programas de cría de esta nueva raza. Esto se comprende si tenemos en cuenta que para muchos criadores de Burmeses el único «puro» es el de color pardo (sable), por ello no están dispuestos a permitir que intervengan en el desarrollo de otra raza, para ellos auténticamente híbrida.


Este no fue el caso de Patricia C. Taylor, una de las criadoras más relevantes en aquellos primeros años, cuyos dos primeros Bombays fueron «Shawnee Bata Hary» y «Mozambique».

Hasta aquí hemos visto cómo fue fundada y desarrollada posteriormente la cepa estadounidense, la decana y para muchos principal. Pero no sólo hubo adeptos a esta raza al otro lado del Atlántico, sino que, aquí, incluso sin importaciones estadounidenses, se estableció un programa de cría paralelo. A este respecto, en Gran Bretaña se estableció un programa de cría selectivo del Bombay a principios de la  década de 1980, en la que intervinieron auténticas personalidades gatófilas. Una de ellas fue la jueza Margaret Somers, criadora de Burmeses conocidos internacionalmente con el afijo Kevitor. Asimismo, la señora Somers no estuvo sola en el esfuerzo, sino que contó en un primer momento con Pat Blevins (del afijo Patkai), si bien su muerte inesperada en 1986 hizo que Margaret contara en este esfuerzo con Pat Impson, criadora de Burmeses con el afijo Boronga. Esta es la artífice del desarrollo del Bombay en el  Reino Unido, cuyos primeros ejemplares fueron «Addreesh Piyada» y su hija «Pataki Black Naga», así
como el macho «Kanelike Black Savanna».

En el afianzamiento posterior del Bombay, por supuesto, también intervinieron ejemplares procedentes de Estados Unidos, tal es el caso de la hembra «Opium» y del machos «Bagheera», llegados a Francia en 1989.


Entre las grandes diferencias que podemos encontrar entre estas dos cepas fundamentales de Bombay están que los estadounidenses, en su mayoría, trabajan según el criterio de la fundadora, que deseaba fijar el color negro en la anatomía del Burmés; por el contrario, otros criadores se centran en establecer diferencias evidentes entre ambas razas. Por ello, el Bombay tiene mayor tamaño que el Burmés, las patas más largas y una depresión frontonasal menos pronunciada.


Finalmente, hoy día lo reconocen casi todas las asociaciones felinas, desde la CFA, la primera de todas, hasta el GCCF británico o el LOOF, pasando por la WCF y la TICA, que además permite que los ejemplares de Bombay de color pardo sean registrados como Burmeses pardos (sable) y puedan competir como tales.


En otras está reconocido provisionalmente, por ejemplo, la TACF (australiana), casi todas menos la FIFe.


CARÁCTER


El Bombay se distingue por ser una raza extraordinariamente sociable, tanto con otros animales como con el hombre, hasta el punto de que puede ser considerado la antítesis del gato huidizo y tímido. Precisamente por este motivo, requiere atención constante, la que no dudará en solicitar «caninamente ». Para algunas personas esta necesidad de relación con el dueño llega a ser molesta, por lo que si estamos pensando en adquirir uno, lo mejor será que nos lo planteemos seriamente, dado que no cejará en el empeño de estar pegado al dueño todo el tiempo posible. A este respecto, los criadores cuentan la anécdota de que algunas personas han pretendido devolver al gatito al poco de su adquisición debido a que resultaban «auténticas sombras», así como que un buen número de ejemplares llegan a meterse en la ducha con su dueño mientras éste realiza sus abluciones diarias o la necesidad de encerrarlo en otra habitación si queremos terminar nuestra labor sin «ayudas » adicionales por parte de nuestro Bombay.


Por el contrario, hay quien se inclina por esta raza debido a tan peculiar carácter (heredado del Burmés), máxime si tenemos en cuenta que acariciarlo es muy agradable gracias a su manto sedoso y brillante. Dado que el Bombay recibirá con igual agrado una caricia suave que otra vigorosa —a él lo que le interesa de verdad es que lo mimen—, podemos estar seguros de que en muy contadas ocasiones rehusará nuestro contacto. Otra característica temperamental heredada del Burmés es su necesidad de comunicarse verbalmente, pero en honor a la verdad, no son tan parlanchines como estos últimos.


El Bombay es una raza inteligente, que le permite ser entrenado para ciertos ejercicios, incluso puede ser guiado con correa, siempre que tomemos las oportunas precauciones. También son juguetones aun adultos, lo que ejecutan entre sí, con juguetes o con los humanos…, aunque sea mordiéndote los pies, si lo creen necesario, o trayendo algún objeto para que se lo lancen.


En definitiva, el Bombay es un gato con un nivel de histamina superior, un rango de actividad medio y un apasionado apego por su dueño. Se ha dicho que si quieres un perro, un gato y un mono, tu animal es un Bombay.


CUIDADOS Y ACICALAMIENTO


El apetito de los Bombays suele ser excelente y se adaptan con agrado a la comida seca industrial, que además le aporta todos los nutrientes necesarios para el desarrollo de todo el esplendor de su manto. Asimismo, pueden racionarse a sí mismos la dieta administrada «ad libitum», por lo que es raro que pierdan su peso ideal, incluso después de ser esterilizados. Eso sí, un macho adulto castrado puede pesar entre 7 y 8 kilos, cuando la media en la raza ronda, para este sexo, los 4,5-5,5 kilos, y entre 3 y 4,5 para las hembras, un dimorfismo sexual muy acusado en la raza.


Al Bombay no le gusta nada el frío, por lo que si lo estima oportuno, se meterá bajo las mantas de la cama para estar cómodo.


Respecto al acicalamiento para exposiciones, el Bombay es muy fácil de preparar, ya que es capaz de acicalarse a sí mismo. Como existen leves variaciones estacionales en el manto, requiere los mismos cuidados a lo largo de todos el año y puede ser expuesto en cualquier momento. Dado que el brillo de su pelo es natural, no necesita ningún producto que lo fomente, basta con pasarle una gamuza antes del juicio para darle el último toque, pero no hace falta echar abrillantador ni nada parecido. Eso sí, con la intención de que el manto adquiera son propiedades naturales después del baño, los expositores bañan al Bombay tres o cuatro días antes de este evento. Por último, como buen gato de pelo corto y ceñido al cuerpo, esta raza puede prescindir del baño previo a una exposición felina, ya que con la aplicación de salvado caliente bien retirado después de ejercer su efecto, queda perfectamente limpio; quizá los machos enteros requieran algún cuidado adicional para eliminar el olor de los genitales, nada más.


CRECIMIENTO


Nacido en una camada de 4-5 gatitos de media, es posible que un cachorrito de Bombay no parezca diferente de cualquier gatito negro de otra raza de pelo corto, esto es así porque el inicio de su potencial belleza no aparece al menos hasta los 4 meses de edad, momento a partir del cual comienza el desarrollo del brillo de su pelo y la coloración de sus ojos dorados. Esta forma de desarrollo tardío (puede utilizar dos o tres años en madurar completamente) hace que se dude antes de adquirir un cachorrito de Bombay, mucho más si lo que deseamos es un ejemplar de exposición, ya que en este último caso se debe esperar hasta que tenga entre 6 y 7 meses de edad.
Aun así, los Bombays suelen venderse entre las 12 y las 14 semanas, si bien a esta corta edad no pueden predecirse sus características futuras.

 

Aún el lento desarrollo de las cualidades estéticas de esta raza, su madurez sexual es precoz como pocas, ya que no son raros los casos de cachorritos con 5 meses que han tenido su desarrollo sexual; sin embargo, lo normal es que maduren entre los 7 y los 8 meses de edad. Según insisten los más expertos, este desarrollo sexual tan temprano se debe a su naturaleza híbrida.

Todos los MOONTICOS los hacen todo con ZOOPLUS, haz clic aquí:

 

Logo enmarcado

 

Katze

Eres el visitante número:

WorldKittens

Gran Canaria todo el Mundo en una pequeña Isla Española:

Un Video ASOMBROSO

Mira Moontico en

Echa un vistazo a Moontico Maine Coon en las webs siguientes:

Nuevo

25/10/2016

Visit Royal Canin USA

Nuevo

Noi Siamo Qui

Más información

Todos necesitamos a veces un poco de Amor, Cariño, Sentimientos y Romanticismo

Paul Walker no solo un Gran Actor, ha sido también un Gran Hombre que ha dejado un enorme vacío en muchos corazones.

Christian, el León que mucho enseña a los seres humanos

LOS MEJORES GATOS EN TODAS LAS CATEGORÍAS WCF DEL AÑO 2013.

Documentación escaneada del libro oficial de la WCF - WORLD CAT FEDERATION.
Mis Mejores Gatos WCF an_o 2013.pdf
Documento Adobe Acrobat [1.4 MB]

Entrega Pedigree por parte de los Criadores: Primer aviso del CFM y de la WCF

Comunicado CFM y WCF.pdf
Documento Adobe Acrobat [233.4 KB]

Entrega Pedigree por parte de los Criadores: Medidas justamente drásticas de la WCF y del CFM

AVISO MUY IMPORTANTE.pdf
Documento Adobe Acrobat [171.8 KB]

 DECLARACIÓN UNIVERSAL DE LOS DERECHOS DEL ANIMAL

Declaracio_n Universal de los Derechos d[...]
Documento Adobe Acrobat [617.1 KB]

Cuando vacunar a mi gatito

Colaboradores:

Todos los MOONTICOS lo hacen todo con ZOOPLUS, haz clic aquí:

Logo

Logo
Rating for moontico.com

Mascotas y accesorios en: