Inmunodeficiencia felina

El Dr. Niels Pederson y sus colaboradores de la Universidad de California Davis descubrieron en 1986 el virus de la inmunodeficiencia felina en un albergue donde no se sacrificaban los animales. En realidad, el virus VIF se detectó a nivel mundial en Europa en 1966, en USA en 1968 y en Australia en 1972.

 

Las primeras células que son atacadas por estos virus una vez que entran en el organismo son los linfocitos durante la fase aguda de la infección, para atacar posteriormente los macrófagos. La viremia se presentará a las tres semanas después de la infección, llegando a su punto máximo a las siete-ocho semanas para, a partir de entonces, empezar a disminuir. Los anticuerpos harán su aparición a las dos semanas de la infección. Aún así, existen gatos que pueden no tener anticuerpos hasta un año después de la infección e incluso algunos nunca los desarrollarán en cantidades suficientes para ser detectados.

Dentro de los virus que provocan esta enfermedad (retrovirus) existen  cinco subtipos, pero evidentemente se descubrirán muchos más. Según  la cepa que ataque al gato, las sintomatologías podrán ser diferentes. Se  trata de un virus similar morfológicamente al del SIDA humano, pero  antigénicamente diferente. Es capaz de fabricar una enzima para insertar  el ARN viral en el genoma del huésped.

Las mordeduras se consideran la ruta primaria de transmisión del virus,  por lo que la incidencia en los machos es de dos a cuatro veces más alta  que en las hembras.

Además, este virus se encuentra en el semen y puede transmitirse  también a través de la inseminación artificial o del coito, aunque esto  último sólo ha sido demostrado de forma experimental pero no en la  crianza natural. La transmisión transplacentaria y perinatal ocurre desde  gatas VIF-positivas hacía los gatitos. La transmisión por vías diferentes a  las mordeduras es más rara pero también se puede dar como, por  ejemplo, a través de las bandejas y de los comederos. Evidentemente,  los gatos que viven en el exterior y que tienen peleas con frecuencia son  más propensos a ser contagiados.

Los estudiosos de esta enfermedad están prestando especial atención   la transmisión vertical, que les está sirviendo para conocer muchas cosas sobre la transmisión del virus del SIDA. Por ejemplo, se cree que el uso del mismo material para castrar varias gatas en la misma sesión o el uso del mismo suero para varios gatos sólo cambiando la aguja, pudiera resultar ser un factor transmisor de la enfermedad.

 

También se ha podido demostrar que las gatas con enfermedad crónica podrían dar lugar a camadas inmunizadas por transmisión de anticuerpos maternos y que, sin embargo, si una gata adquiere la infección mientras está gestante o dando de mamar a sus cachorros resulta en una infección casi segura para ellos (transmisión vertical). También es cierto que muchos cachorros que dan positivo, al final resultan no estar infectados.

 

FASES



Podemos decir que la enfermedad pasa por cuatro fases.

En la primera, que es la fase aguda, aparecerá fiebre e inflamación de ganglios. Puede durar días, semanas o meses.

La fase dos, la asintomática, es donde la mayoría de los clínicos detectan la infección por medio de pruebas rutinarias. Estos gatos no presentan signos obvios ni datos de laboratorio que indiquen infección pero sí anticuerpos de VIF.

La fase tres se caracteriza por signos clínicos no específicos. Puede existir inflamación de ganglios, fiebre, apatía, descenso de glóbulos blancos (leucopenia) y enfermedades inflamatorias oculares. En esta fase se pueden desarrollar cambios en el comportamiento y estomatitis.

A veces estas tres fases no quedan bien delimitadas y no siempre se hacen evidentes.

La fase cuatro es la fase terminal parecida a la del SIDA. Se caracteriza por problemas complejos y debilitantes del tipo de inmunodeficiencia clásica relacionada con el SIDA, con muchas infecciones secundarias (estomatitis severa), tumores y anormalidades neurológicas. Dura tan
sólo unos meses y acaba con la muerte del gato.

Como los gatos VIF-positivos no necesariamente están inmuno deprimidos o enfermos por el virus, el paciente debe ser evaluado y tratado por otras causas potenciales del síndrome clínico. Otras veces los gatos VIFpositivos sí están inmuno deprimidos; si se identifican
enfermedades infecciosas, utilizaremos fármacos para tratar de controlarlas. En ocasiones serán necesarias medicaciones durante largos periodos de tiempo o repetir los tratamientos cada cierto tiempo. La única manera de establecer con precisión si un gato VIF-positivo con enfermedad infecciosa concurrente tiene pronóstico malo, es tratar el proceso infeccioso y esperar los resultados del tratamiento.

Una gran variedad de drogas antivirales han sido utilizadas en estos gatos. Podemos nombrar por ejemplo el AZT, pero su uso puede derivar en una anemia que debe ser controlada. El interferon veterinario (Virbagen Omega) es otro medicamento útil para tratar esta
enfermedad. La lactoferrina bovina oral también ha sido utilizada y mejora sensiblemente los signos de estomatitis crónica que afectan a muchos de estos gatos. La remoción de los dientes premolares y molares también se ha mostrado útil para el tratamiento de estomatitis intratables en algunos gatos VIF-positivos. La administración de eritropoyetina recombinante humana aumentó los recuentos de glóbulos rojos y de glóbulos blancos. Los llamados inmunomoduladores que se han utilizado con mucha frecuencia en gatos enfermos por VIF, han entrado en desuso ya que se ha demostrado que su utilización puede favorecer la progresión de la enfermedad.

La mejor manera de prevenir la enfermedad es mantener al gato en el interior de las casas para evitar las peleas y testar a todos aquellos gatos que sean introducidos en el hogar o en una residencia. Se trata de un virus fácil de aniquilar con cualquier desinfectante rutinario y se destruye fuera del huésped en minutos a horas en especial cuando se seca. La higiene de las bandejas sanitarias y comederos compartidos con agua caliente y detergentes inactiva el virus.

Los gatos que resultan positivos deben ser aislados en el interior para evitar que propaguen la enfermedad.

Los gatitos de madres seropositivas deberían ser negativos a los seis meses de edad para documentar la falta de contagio lactogénica o transplacentaria antes de ser vendidos. Quiere esto decir que un gato nacido de una madre VIF positiva podrá presentar anticuerpos pero no porque esté enfermo sino todo lo contrario, es decir, que la madre se los transmitió y estará protegido contra la enfermedad durante, por lo menos, los dos-seis primeros meses de su vida. Es por ello que estos gatos deberán ser testados cuando hayan pasado esos seis meses en que, con seguridad, los anticuerpos maternales habrán desaparecido. A partir de ese momento, lo normal es que estos gatos den negativo.

MANIFESTACIONES DE LA ENFERMEDAD



Los signos clínicos de la infección por VIF pueden derivar de los efectos directos del virus o de las infecciones secundarias que se desarrollan como consecuencia de la inmunodeficiencia. Lamayor parte de los síndromes clínicos diagnosticados en los gatos VIF positivos también
sepueden presentar en gatos libres de virus.

La fase aguda de esta enfermedad se caracteriza por fiebre e inflamación generalizada de ganglios linfáticos. Cuando acudís a las clínicas con un gato enfermo por inmunodeficiencia lo hacéis porque tiene anorexia, está apático, deprimido o por anormalidades asociadas a sistemas
orgánicos específicos.

Los síndromes clínicos resultantes de los efectos virales primarios comprenden diarrea del intestino delgado, anemia arregenerativa, trombocitopenia (falta de plaquetas), neutropenia (disminución de glóbulos blancos), inflamación de ganglios linfáticos, inflamación del humor vítreo anterior del ojo (pars planitis), uveítis anterior, glomerulonefritis, insuficiencia renal y elevación de las gammaglobulinas. Las anormalidades que afectan al comportamiento, incluyen demencia,
ocultamiento, furia, evacuación inapropiada y vagabundeo, que son las manifestaciones neurológicas más frecuentes de la infección por VIF. En ocasiones se presenta nistagmo, convulsiones, espasmos en la cara y en la lengua, temblores, ataxia y anormalidades de los nervios periféricos. A veces se han diagnosticado diversos tipos de tumores como tumores
linfoides, enfermedades mieloproliferativas, carcinomas y sarcomas en gatos VIF positivos, lo que sugiere una potencial asociación entre cáncer y VIF. También se sabe que los gatos VIFpositivos tienen mayor riesgo de desarrollar linfomas de células B.

Estos linfomas se pueden localizar en los ojos, riñón o nariz.

Mención aparte merece la estomatitis ulceroproliferativa crónica que es el síndrome clínico más frecuente en los gatos con infección natural por el VIF, afectando al 50 por 100 de ellos. Las lesiones suelen ser dolorosas y pueden provocar la caída de dientes. En los casos más
graves puede conducir a anorexia y emaciación. A menudo se han aislado en estos gatos calivirus lo que podría ser la causa de la gravedad que a veces alcanza la estomatitis. Cuando realizamos unos análisis a un gato afectado de VIF no es extraño encontrarnos con anemia, neutropenia, y trombocitopenia, cómo ya he comentado anteriormente. La presencia de linfocitosis y monocitosis (linfocitos y monocitos aumentados) no es tampoco nada extraño.

DIAGNOSIS



El diagnóstico de la enfermedad resulta a veces sumamente complicado ya que en muchos casos los anticuerpos vienen y van a través del curso de la infección. Existen pruebas como la IFA (Fluorescencia Indirecta de Anticuerpos) y ELISA. Sin embargo, estas pruebas sólo demuestran la
presencia de anticuerpos pero no nos dicen si la infección está activa o no. Sería de suma utilidad una prueba que predijera el curso de la enfermedad en el gato.

Es posible que un cachorro con un resultado negativo a VIF no se encuentre infectado pero una ausencia de anticuerpos no siempre indica que no hay infección. Y a la inversa, la presencia de anticuerpos VIF no siempre indica que el virus se encuentre presente. Los cachorros pueden
tener anticuerpos maternales perceptibles hasta los seis meses de edad. Lo ideal, por tanto, sería testar a los cachorros al poco de nacer y repetir la prueba cuando cumplan los seis meses. Repito esto que ya he explicado anteriormente porque me parece de suma importancia, en especial para todos aquellos que os dedicáis a la crianza.

Según numerosos análisis realizados en EEUU en albergues, la mayoría de los gatitos dan negativos y las pocas camadas que dan positivas seroconvierten a negativas a los dos meses. Esto no siempre ocurre así, es decir, que se dan algunos casos de cachorros positivos que tienen el virus y que podrán diseminar la enfermedad, estos es, contagiar a otros gatos pero lo cierto es que son los menos.

Las últimas tendencias parecen indicar que todos los gatos positivos a VIF por la técnica ELISA deben ser testados con otra prueba diferente. Actualmente se usa la prueba conocida como Western Blot. Otro dato importante a tener en cuenta es que cuando se nos presenta un gato en la consulta con alguna dolencia, se le hace la prueba del VIF y da positivo, debemos saber que a lo mejor esos síntomas no tienen que ver con el virus y que con un tratamiento adecuado se puede curar al gato. Se trata, por tanto, de explicar al propietario que pese a ser VIF positivo,
esto no quiere decir que vaya a morir o tenga que ser eutanasiado. En algunas ocasiones pasará pero será cuando el virus sea realmente el responsable de los síntomas que presenta el gato.

En resumen, se trata de una enfermedad que, pese a tener muchas similitudes con el SIDA humano, la mayoría de los gatos con infección natural no padecerán síndromes clínicos graves y vivirán muchos años. De hecho, pueden morir a edades avanzadas de causas no relacionadas
con el VIF.


El manejo del gato VIF positivo debe incluir el proporcionarle un ambiente libre de estrés. El veterinario, además, os deberá informar sobre las posibles infecciones secundarias que se pueden presentar, el importante papel de la nutrición, la necesidad de que el gato no salga al
exterior para evitar que contagie la enfermedad y, al mismo tiempo, que no entre en contacto con otros virus o bacterias que pudieran hacerle enfermar y la necesidad de hacerle chequeos con cierta regularidad. Lo cierto es que ante un gato positivo que vive solo y que es asintomático,
los veterinarios son partidarios de no aplicar ningún tratamiento. Si el gato que es positivo vive con otros gatos y el ambiente entre ellos es tranquilo, las posibilidades de contagio a través de las bandejas y de los comederos son muy pequeñas, aunque a veces se produce. Otra cosa será si los gatos se pelean con frecuencia.

En este caso las posibilidades de contagio son más altas.

Como ya he dicho, el virus del SIDA y el de la Inmunodeficiencia Felina son de morfología similar pero antigénicamente diferentes. No se ha documentado presencia de anticuerpos anti-VIF en seres humanos incluso después de la exposición accidental a material infeccioso o en personas mordidas por gatos infectados.

En cuanto a su prevención, existe en EEUU una vacuna llamada Fel-O-Vax FIV, que contiene dos subtipos de virus, que al parecer provoca una importante respuesta inmune pero aún no se sabe cuánto tiempo dura su efecto protector. En Europa no ha sido ensayada frente a virus de campo.

Todos los MOONTICOS lo hacen

todo con ZOOPLUS, haz clic aquí:

Logo

 

 

 

 

Icon Cat

Eres el visitante número:

WorldKittens

Gran Canaria todo el Mundo en una pequeña Isla Española:

Un Video ASOMBROSO

Mira Moontico en

Echa un vistazo a Moontico Maine Coon en las webs siguientes:

Nuevo

25/10/2016

Visit Royal Canin USA

Nuevo

Noi Siamo Qui

Más información

Todos necesitamos a veces un poco de Amor, Cariño, Sentimientos y Romanticismo

Paul Walker no solo un Gran Actor, ha sido también un Gran Hombre que ha dejado un enorme vacío en muchos corazones.

Christian, el León que mucho enseña a los seres humanos

LOS MEJORES GATOS EN TODAS LAS CATEGORÍAS WCF DEL AÑO 2013.

Documentación escaneada del libro oficial de la WCF - WORLD CAT FEDERATION.
Mis Mejores Gatos WCF an_o 2013.pdf
Documento Adobe Acrobat [1.4 MB]

Entrega Pedigree por parte de los Criadores: Primer aviso del CFM y de la WCF

Comunicado CFM y WCF.pdf
Documento Adobe Acrobat [233.4 KB]

Entrega Pedigree por parte de los Criadores: Medidas justamente drásticas de la WCF y del CFM

AVISO MUY IMPORTANTE.pdf
Documento Adobe Acrobat [171.8 KB]

 DECLARACIÓN UNIVERSAL DE LOS DERECHOS DEL ANIMAL

Declaracio_n Universal de los Derechos d[...]
Documento Adobe Acrobat [617.1 KB]

Cuando vacunar a mi gatito

Colaboradores:

Todos los MOONTICOS lo hacen todo con ZOOPLUS, haz clic aquí:

Logo

Logo
Rating for moontico.com

Mascotas y accesorios en: