El extreñimiento del gato

El estreñimiento se evidencia cuando nuestro gato no presenta una rutina normal, periódica, en la emisión de heces; además, es probable que la consistencia de éstas sea muy dura y seca. Las causas pueden ser anatómicas, alimenticias, del entorno (estrés), patológicas, por el uso de determinados fármacos o por una combinación de varias de ellas.

 

Tampoco debemos olvidar que las alteraciones de comportamiento originadas por la ingestión de cuerpos extraños o el atusado (lamido) excesivo, con el consiguiente aumento de la absorción de pelo, es una importante razón para la aparición de este problema. La dificultad para defecar provoca no sólo malestar físico en el animal, sino, como ya hemos comentado, una alteración en su comportamiento higiénico normal. No es extraño que estos felinos depositen sus heces fuera de la bandeja por relacionar ésta con el dolor o molestia que les provoca intentar defecar dentro de ella. En otras ocasiones, como en los estreñimientos debidos a dolores osteoarticulares (animales mayores, principalmente) las heces suelen observarse en el entorno cercano a la bandeja, donde a veces las expulsa tras el esfuerzo inicial dentro del lecho absorbente. En otro tipo de situaciones, como dietas con inadecuado porcentaje de fibra, problemas obstructivos, etc., las defecaciones se hacen infrecuentes debido a la ralentización del tránsito normal del intestino. También en animales sedentarios, con escaso juego o ejercicio, la posibilidad de aparición de estreñimiento aumenta. Un gato que realiza ejercicio diariamente tendrá más fáciles sus visitas a la bandeja. El escaso ejercicio provoca una “desaceleración” del tránsito intestinal, del movimiento de las heces hacia el exterior, por lo que nunca debemos dejar de ofrecer suficiente juego para evitar este y otros problemas. La disminución de la movilidad intestinal provoca en muchos casos la formación de heces más voluminosas que, a su vez, serán mucho más complicadas de expulsar. Es importante diferenciar la dificultad para defecar de los problemas urinarios. No es extraño pensar que el gato no puede orinar (síndrome urológico felino) cuando, en realidad, el problema es que no puede defecar. Estas patologías comparten las manifestaciones iniciales, por lo que, ante la duda, es imprescindible acudir cuanto antes al profesional.

 

Las bolas de pelo, originadas por la ingestión del pelo en el atusado diario, también pueden ser una causa de estreñimiento. El estreñimiento manejado de forma inadecuada puede convertirse en un problema crónico. En animales de más edad existe una mayor predisposición a la presentación de este tipo de complicación, por tanto, desde que el animal es cachorro hasta que se convierte en adulto, debemos estar siempre alertas a las visitas de nuestro gato a su bandeja de arena. Los problemas crónicos se previenen con ejercicio diario, una adecuada alimentación (con el porcentaje de fibra correcto) y la observación diaria de la bandeja y costumbres de eliminación del animal. En este último punto debemos tener muy presente que a muchos felinos no les gusta que les observen en momentos “tan íntimos”, por lo que, al menos, tendremos que asegurarnos de que ha sido capaz de dejar sus excrementos en la arena. Este control se dificulta en el caso de varios felinos en el hogar, situación que deberá mantenernos más alerta para localizar un posible problema. Si es viable disponer de mayor espacio en casa, conseguiremos prevenir problemas y controlar las defecaciones instalando más de una bandeja de lecho absorbente.

 

Finalmente, es importante insistir en que la alimentación adecuada es uno de los pilares para prevenir el problema del estreñimiento. Aparte de alimentos para animales sanos que proporcionan los nutrientes adecuados, existen dietas específicas que ayudan a corregir el estreñimiento. Y no olvidemos que el uso apropiado de alimentación húmeda también beneficia en la prevención de tan engorroso proceso. En animales de más edad existe una mayor predisposición a la presentación de este tipo de complicación. De todos modos el remedio más fácil y casero es el de darle al animal 1 ml de aceite de girasol con una jeringuilla por vía oral y esperar al menos 24 horas. Este remedio hay que aplicarlo si el gato no consigue hacer caca 48 horas seguidas. Y si el remedio de la abuela no funciona, hay que acudir al veterinario antes de que la cosa se ponga peor y no tenga remedio.

Todos los MOONTICOS lo hacen

todo con ZOOPLUS, haz clic aquí:

Logo

 

 

 

 

Icon Cat

Eres el visitante número:

WorldKittens

Gran Canaria todo el Mundo en una pequeña Isla Española:

Un Video ASOMBROSO

Mira Moontico en

Echa un vistazo a Moontico Maine Coon en las webs siguientes:

Nuevo

25/10/2016

Visit Royal Canin USA

Nuevo

Noi Siamo Qui

Más información

Todos necesitamos a veces un poco de Amor, Cariño, Sentimientos y Romanticismo

Paul Walker no solo un Gran Actor, ha sido también un Gran Hombre que ha dejado un enorme vacío en muchos corazones.

Christian, el León que mucho enseña a los seres humanos

LOS MEJORES GATOS EN TODAS LAS CATEGORÍAS WCF DEL AÑO 2013.

Documentación escaneada del libro oficial de la WCF - WORLD CAT FEDERATION.
Mis Mejores Gatos WCF an_o 2013.pdf
Documento Adobe Acrobat [1.4 MB]

Entrega Pedigree por parte de los Criadores: Primer aviso del CFM y de la WCF

Comunicado CFM y WCF.pdf
Documento Adobe Acrobat [233.4 KB]

Entrega Pedigree por parte de los Criadores: Medidas justamente drásticas de la WCF y del CFM

AVISO MUY IMPORTANTE.pdf
Documento Adobe Acrobat [171.8 KB]

 DECLARACIÓN UNIVERSAL DE LOS DERECHOS DEL ANIMAL

Declaracio_n Universal de los Derechos d[...]
Documento Adobe Acrobat [617.1 KB]

Cuando vacunar a mi gatito

Colaboradores:

Todos los MOONTICOS lo hacen todo con ZOOPLUS, haz clic aquí:

Logo

Logo
Rating for moontico.com

Mascotas y accesorios en: