Su socialización

El periodo de socialización del gato se inicia a las dos semanas de edad y termina a las 7 semanas de vida.

Los etólogos o estudiosos de la conducta animal afirman que hasta aproximadamente los casi 2 meses de edad su gato, mediante contactos con otros gatos (adultos y jóvenes) y con otras personas, aprende las pautas de comportamiento de su especie y también  a relacionarse con otros seres humanos distintos a los de su familia.

 

La socialización de un animal de compañía, y en nuestro caso concreto de un gato, es algo de extrema importancia para una adecuada convivencia entre humanos y felinos.

 

En el proceso de aceptación por parte del animal hacia el ser humano y a todo aquello que le rodea, debemos exponer al animal a la presencia de su nuevo entorno
antes de las siete semanas de edad, ya que el periodo de socialización abarca de la segunda a la séptima semana desde su nacimiento, momento en que aprenden e improntan para toda su vida. Con esto queremos decir que los gatitos son más receptivos a la socialización con seres vivos de su misma y distinta especie (hombre,
perros y otras mascotas) en este periodo, y que durante el mismo es imprescindible
el contacto con todo ser vivo distinto a su especie.

 

El no cumplimiento de una pauta tan importante para el futuro comportamiento del animal puede provocar adultos insuficientemente socializados con los que es difícil o imposible trabajar para corregir los problemas que puedan presentarse por la convivencia. Cuando los gatos no se han socializado de forma adecuada antes de las siete semanas de edad, podemos encontrarnos con animales miedosos, defensivos y posiblemente agresivos en una exposición directa con individuos con los que no ha sido socializado. Cada vez se tiene mayor seguridad de que los gatitos que son manipulados por el hombre desde poco después de su nacimiento poseen mayor coordinación, mayor sociabilidad con las personas, mayor capacidad de resolución de problemas y son menos miedosos ante nuevas situaciones. Por otra parte, existen múltiples problemas de comportamiento que surgen tras la madurez sexual del animal o tras un tiempo de desarrollo y convivencia en su nuevo emplazamiento, a pesar de que su socialización haya sido la más adecuada.

En los gatos sólo se han conseguido identificar tres tipos de comportamientos, tres
“gatonalidades”:

  1. Sociable, seguro de sí mismo y acomodadizo.
  2. Tímido, nervioso y poco amistoso.
  3. Activo y agresivo.

Para llegar a esta clasificación tan simple, los gatitos deben ser valorados en tres etapas o situaciones:

  • Reacción con los hermanos de camada y con la madre: ¿amistosos, asustadizos o agresivos?.
  • Manipulación del animal: levantamiento, caricias, cepillado. La resistencia al manipulado debe ser mínima.
  • Respuesta del animal al control físico, ruidos fuertes y el corte de uñas.

Con todos estos datos, lo que debemos tener muy presente es que una excelente socialización pasa por el manejo temprano del animal, entre las dos y siete semanas
de vida, y que ese manejo ha de ofrecer juego y estimulación. Podríamos definir el juego como aquel comportamiento con patrones específicos, llevados a cabo por individuos solitarios o por grupos variados, durante los cuales se desarrollan acciones espontáneas que no tienen por qué ser de utilidad.

Para los pequeños animales caseros debemos buscar en las clínicas veterinarias y en las tiendas especializadas aquellos juguetes especialmente pensados para los gatos; existen infinidad de juguetes que podríamos denominar de persecución: cañas, láseres o plumeros, que son ideales para la interacción entre gatos y humanos. Lo que sí tenemos claro es que el animal se divierte mucho más cuando al otro lado de ese juguete o en el entorno del juego se encuentra su compañero favorito: su propietario.


Si hablamos de un gato que ha nacido en una familia –criador o particular que tiene una camada-, los gatitos estarán socializando con todos los miembros de la misma (humanos, hermanos felinos, madre y otras mascotas) durante todo el tiempo que comparta con ellos, por lo que es recomendable no separarles de la madre hasta los tres meses por lo menos.

Otra cosa es si el gatito está sin su madre en la jaula de una tienda de mascotas o si lo encontramos en la calle. En ese caso, cuanto antes nos lo llevemos a casa mejor, pues estaremos contribuyendo a que se socialice si le hacemos convivir con otros congéneres y con humanos en ese crítico periodo de su vida para su comportamiento futuro (segunda a séptima semana desde su nacimiento).

Todos los MOONTICOS lo hacen

todo con ZOOPLUS, haz clic aquí:

Logo

 

 

 

 

Icon Cat

Eres el visitante número:

WorldKittens

Gran Canaria todo el Mundo en una pequeña Isla Española:

Un Video ASOMBROSO

Mira Moontico en

Echa un vistazo a Moontico Maine Coon en las webs siguientes:

Nuevo

25/10/2016

Visit Royal Canin USA

Nuevo

Noi Siamo Qui

Más información

Todos necesitamos a veces un poco de Amor, Cariño, Sentimientos y Romanticismo

Paul Walker no solo un Gran Actor, ha sido también un Gran Hombre que ha dejado un enorme vacío en muchos corazones.

Christian, el León que mucho enseña a los seres humanos

LOS MEJORES GATOS EN TODAS LAS CATEGORÍAS WCF DEL AÑO 2013.

Documentación escaneada del libro oficial de la WCF - WORLD CAT FEDERATION.
Mis Mejores Gatos WCF an_o 2013.pdf
Documento Adobe Acrobat [1.4 MB]

Entrega Pedigree por parte de los Criadores: Primer aviso del CFM y de la WCF

Comunicado CFM y WCF.pdf
Documento Adobe Acrobat [233.4 KB]

Entrega Pedigree por parte de los Criadores: Medidas justamente drásticas de la WCF y del CFM

AVISO MUY IMPORTANTE.pdf
Documento Adobe Acrobat [171.8 KB]

 DECLARACIÓN UNIVERSAL DE LOS DERECHOS DEL ANIMAL

Declaracio_n Universal de los Derechos d[...]
Documento Adobe Acrobat [617.1 KB]

Cuando vacunar a mi gatito

Colaboradores:

Todos los MOONTICOS lo hacen todo con ZOOPLUS, haz clic aquí:

Logo

Logo
Rating for moontico.com

Mascotas y accesorios en: