Cuidados en el embarazo

La época de gestación será una de las etapas de la vida de nuestra gata en la que más atenciones y cuidados le deberemos dispensar. Aproximadamente a las tres semanas de la monta, podremos apreciar los primeros síntomas de embarazo, incluso un poco antes en el caso de las gatas primerizas.

El enrojecimiento del pezón y, a continuación, una moderada pérdida de bello en la zona mamaria, nos indicará que nuestra gata está embarazada. Si bien algunas hembras cambian un poco su comportamiento (más horas de sueño, apetito voraz, cambios de costumbres…), en otras no notaremos diferencias significativas.

 

Si tenemos alguna duda sobre el embarazo de la gata, también podemos acudir al veterinario para hacer una ecografía. A partir de la tercera semana ya se pueden detectar los latidos del corazón pero debemos tener en cuenta que la salida al veterinario y la manipulación del animal durante la ecografía, puede provocar un cierto grado de estrés en el felino. Nuestra gata deberá estar inmóvil, con el estómago hacia arriba o, en detrimento, si el animal está muy nervioso, de costado. Por esos motivos, es aconsejable, en gatas de carácter nervioso, si no hay un motivo claro que nos indique la necesidad de hacer esta prueba, dejar al animal tranquilo en casa.

 

Una vez confirmado el embarazo de nuestra gata, debemos intentar darle una alimentación adecuada. En el mercado existen diversas marcas de comida para la época de la gestación y la lactancia, comidas más nutritivas que le aportarán la sobrealimentación necesaria en el proceso del embarazo. Probablemente nuestra gata maúlle más cuando estemos trasteando por la cocina ya que, como cualquier embarazada, tendrá sus caprichitos por lo que siempre podemos darle algún alimento como jamón de york, un trozo de quesito, etcétera. Durante la lactancia, la alimentación deberá de continuar siendo abundante y nutritiva para que la gata tenga suficiente leche para alimentar correctamente a su prole.

 

Tanto durante el embarazo como durante la lactancia, el animal deberá tener siempre agua y alimento a su disposición. Es muy importante anotar la fecha de la monta si es un cruce controlado para poder calcular la fecha exacta del parto. El embarazo de nuestra gata durará, aproximadamente, 65 días.

Evidentemente, no es una ciencia exacta, hay gatas que paren antes y otras que paren después. Sí que hay fechas de riesgo: un parto antes de los 60 días se considera prematuro, lo más probable es que los cachorros no estén acabados de formar y, difícilmente, sean viables. Asimismo, el parto después de los 70 días también es peligroso a causa de cachorros de tamaño grande y contracciones lo que implicaría una cesárea, o que los cachorros estén muertos dentro de la madre.

 

Es muy importante, durante el parto, tener paciencia. Muchas cesáreas podrían evitarse solamente con que el criador se tomara las cosas con calma. Muchas veces los intervalos de tiempo son grandes desde las primeras contracciones hasta el nacimiento del primer gatito y entre cachorro y cachorro. Un parto puede ser a veces un proceso largo, como en cualquier mamífero. He visto gatas parir un cachorro, quedarse tranquilas atendiéndolo y, a los dos días, acabar de parir el resto de la camada, aunque éste no es un caso común.

 

También es muy importante tener al veterinario localizable en las fechas en que esté previsto el parto, tanto de día como de noche, puesto que la mayoría de gatas paren por la noche.

 

¿CUÁNDO DEBEMOS ACUDIR AL VETERINARIO? 

  • Cuando la gata pase de los 70 días para asegurarnos de que todo marcha bien.
  • Cuando la gata lleve mucho tiempo con contracciones y no haya nacido ningún gatito.
  • Cuando una gata con contracciones deje de tenerlas sin nacer las crías.
  • Cuando sea un parto complicado, mucha sangre, una gata agotada, fiebre, complicaciones en general.

Si las contracciones han cesado y tenemos la seguridad de que aún queda algún cachorro o alguna placenta, podemos ayudar a nuestra gata dándole masajes en la barriga, suele producir contracciones. También se le puede administrar oxitocina pero es un medicamento peligroso por lo que el cachorro deberá estar en el canal del parto o, de lo contrario, podría peligrar la vida de la madre y de los cachorros. Si no es un criador muy experimentado, es mejor utilizar la oxitocina bajo control veterinario que nos podrá decir, después de un examen exhaustivo de la gata, si se puede administrar o no.

 

¿QUÉ NECESITAMOS PARA EL PARTO?

  • Una camita adecuada colocada en un sitio íntimo donde la gata se sienta tranquila y protegida. La cama deberá ser lavable y la cubriremos de una toalla limpia que sustituiremos por otra cuando esté sucia por los restos del parto.
  • Papel de cocina o toallas pequeñas para secar a los cachorros.
  • Yodo o desinfectante.
  • Tijeras. Hay muchas gatas que no cortan el cordón umbilical, por ejemplo, las Persas y Exóticas. En este caso nosotros mismos deberemos hacernos cargo: después de presionar un rato el cordón para evitar una hemorragia, lo cortaremos a unos dos centímetros del estómago. Una vez cortado el cordón, aplicaremos desinfectante en la zona para evitar infecciones.
  • Muchas gatas tampoco romperán el saco amniótico. En este caso deberemos ser rápidos y hacerlo nosotros mismos con los dedos y, rápidamente, limpiar la cara del cachorro para que respire correctamente.
  • Esterilla eléctrica, sobre todo en invierno, para colocar a los cachorros mientras la madre continúa con el parto.
  • Cuenco con agua (por si el animal tiene sed durante el parto) en partos especialmente largos.

Es importante controlar que todas las placentas hayan sido expulsadas y, en el caso de que no fuera así, deberemos acudir rápidamente al veterinario. Una vez parida la gata, cambiaremos la toalla y estaremos atentos para asegurarnos de que todos los cachorros se enganchan a mamar. Muchas veces tardan un tiempo en agarrarse al pezón, exhaustos por el parto, que suele ser de unas dos horas. Después de este tiempo, deberemos intentar que empiecen a mamar acercándolos al pezón.

Los primeros días deberemos prestar mucha atención a los cachorros, que mamen regularmente, que estén limpios… Algunas gatas, exhaustas por el parto, tardarán un tiempo en ocuparse de ellos, entonces, con una toalla húmeda, frotaremos suavemente la zona anal para que los bebés puedan hacer sus necesidades. También deberemos controlar que los más fuertes dejen mamar a los más débiles, favoreciendo a los más pequeños a coger la mejor mama.

Todos los MOONTICOS lo hacen

todo con ZOOPLUS, haz clic aquí:

Logo

 

 

 

 

Icon Cat

Eres el visitante número:

WorldKittens

Gran Canaria todo el Mundo en una pequeña Isla Española:

Un Video ASOMBROSO

Mira Moontico en

Echa un vistazo a Moontico Maine Coon en las webs siguientes:

Nuevo

25/10/2016

Visit Royal Canin USA

Nuevo

Noi Siamo Qui

Más información

Todos necesitamos a veces un poco de Amor, Cariño, Sentimientos y Romanticismo

Paul Walker no solo un Gran Actor, ha sido también un Gran Hombre que ha dejado un enorme vacío en muchos corazones.

Christian, el León que mucho enseña a los seres humanos

LOS MEJORES GATOS EN TODAS LAS CATEGORÍAS WCF DEL AÑO 2013.

Documentación escaneada del libro oficial de la WCF - WORLD CAT FEDERATION.
Mis Mejores Gatos WCF an_o 2013.pdf
Documento Adobe Acrobat [1.4 MB]

Entrega Pedigree por parte de los Criadores: Primer aviso del CFM y de la WCF

Comunicado CFM y WCF.pdf
Documento Adobe Acrobat [233.4 KB]

Entrega Pedigree por parte de los Criadores: Medidas justamente drásticas de la WCF y del CFM

AVISO MUY IMPORTANTE.pdf
Documento Adobe Acrobat [171.8 KB]

 DECLARACIÓN UNIVERSAL DE LOS DERECHOS DEL ANIMAL

Declaracio_n Universal de los Derechos d[...]
Documento Adobe Acrobat [617.1 KB]

Cuando vacunar a mi gatito

Colaboradores:

Todos los MOONTICOS lo hacen todo con ZOOPLUS, haz clic aquí:

Logo

Logo
Rating for moontico.com

Mascotas y accesorios en: